Blog

5 trucos (que no conocías) para aplicar bien el shampoo en seco

El shampoo en seco Batiste es un producto que saca de apuros a millones de personas en el mundo cuando no tienen tiempo para lavar su cabello, haciendo que permanezca limpio por más tiempo. También es sin duda la herramienta básica de styling para dar volumen y crear textura en el cabello.

Con el shampoo en seco Batiste puedes absorber el exceso de grasa capilar rápidamente y al mismo tiempo tener un look como si hubieses ido a la peluquería.

Te vamos a contar el paso a paso para aplicar de la forma correcta tu shampoo en seco Batiste, también esos trucos que te van a servir para sacarle el mayor provecho al producto.

 

 

1. Divide tu cabello en secciones

Lo primero que debes hacer cuando quieres eliminar el exceso de grasa capilar en tu cabello, es dividirlo en secciones para que puedas aplicar el producto en las partes donde más sucio lo ves. Puedes ayudarte con un ganchito o pinza para poder sostener las divisiones que le hiciste a tu cabello.

2. Agítalo en cada aplicación

Una vez hayas dividido tu cabello, debes agitar la lata, pero no solo antes de aplicarlo a 30cm de la raíz como siempre lo recomendamos, sino cada vez que lo rocíes; es decir, antes de aplicar cada push en cada parte del cuero cabelludo, agita la lata varias veces. Esto te ayudará a que el contenido salga con la mejor consistencia posible y no te quede tanto polvito blanco. Recuerda que si no lo agitas bien, no obtendrás el resultado que esperas.

3. Rocía moderadamente

Cada vez que lo agites rocíalo por un solo segundo a 30 cm de tu raíz; no te quedes rociando la lata en un mismo lugar del cuero cabelludo por más de un segundo, pues no solo desperdiciarás el producto, sino que también si aplicas mucho shampoo te quedará una sensación pesada en tu cabello, por lo que con el shampoo en seco Batiste siempre menos es más. También recuerda que si lo aplicas muy cerca a tu cabello, no se limpiará de la manera que esperas.

4. Masajea como lo haces con tu shampoo regular

Masajearlo es indispensable para que el producto se incorpore muy bien en la raíz y no te quede casi nada del polvito blanco. Y si quieres un mejor resultado, mientras rocías el producto a 30 cm de tu raíz, dale pequeños masajes al instante con tus llamas de los dedos; es decir, rocía y masajea casi que al mismo tiempo.

5. Peina tu cabello con un cepillo suave

Una vez lo masajees bien, te recomendamos peinarlo con un cepillo de madera con hebras suaves, pues este tipo de cepillo, además de ser delicado con tu cuero cabelludo, también te ayudará a masajearlo mejor. Luego viene un truco en especial (opcional) que te ayudará a darle mucho volumen, y es darte una pasada por todo el cabello con tu secador pero, usando solo aire frío. Esto te ayudará a darle un poco más de forma y textura.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *